Corrientes ideológicas de la Edad Contemporánea

(por Pepe Flores)

Introducción
Nunca en la historia de la Humanidad ha habido una lucha dialéctica y una lucha política comparable a la que se produce en la contemporaneidad. Es evidente que antes de la revolución francesa y de la revolución industrial había distintas formas de pensar sobre cómo organizar la sociedad, pero concurrían -a mi modo de ver- una serie de circunstancias que atenuaban la magnitud de las discusiones:
- La inexistencia de democracia,[[#sdfootnote1sym|1]]lo que impedía la libre discusión y propagación de las ideas.
- La gran lentitud de los cambios sociales y económicos antes de la Edad Contemporánea. Una de las características de la contemporaneidad es la enorme rapidez con la que ocurren todo tipo de fenómenos. Una realidad nueva exige leyes nuevas y organizaciones sociales nuevas[[#sdfootnote2sym|2]].
- Una de estas novedades es la revolución industrial[[#sdfootnote3sym|3]], que lleva a una nueva clase social al poder: la burguesía, que elaborará una teoría económico-política que defiende sus intereses, el liberalismo, y concentra a muchos obreros en las fábricas, en situaciones vitales desesperadas. Para ellos, pero no por ellos,[[#sdfootnote4sym|4]] se elaboran las grandes teorías políticas del Movimiento Obrero: el socialismo utópico, el marxismo y el anarquismo. Por primera vez en la Historia, los obreros se organizan en partidos y sindicatos no sólo para mejor defender sus intereses, sino -y esto constituye una novedad- para cambiar de raíz el sistema, en este caso el capitalismo.
- Todas estas teorías se expresan libremente[[#sdfootnote5sym|5]] a través de la prensa, que, aunque había aparecido antes de la Edad Contemporánea, es ahora cuando conoce un gran desarrollo, sobre todo en el siglo XIX.
- Esta lucha ideológica es también más fuerte que nunca porque los partidos y sindicatos obreros quieren acabar con el capitalismo, no se limitan a hacer reformas. La burguesía, por tanto, tenía mucho que perder y se radicaliza, al igual que el propio Movimiento Obrero.[[#sdfootnote6sym|6]] Esta radicalización hace muy dura la lucha política.
El liberalismo

El liberalismo es la filosofía político-económica que sustenta al capitalismo. Es una ideología propia de la burguesía. Tiene sus antecedentes en Locke, en la Ilustración francesa. A Adam Smich se le considera el padre del liberalismo. Escribió una obra fundamental: La riqueza de las naciones. Los principios liberales son recogidos por las Declaraciones de los Derechos del Hombre, tanto americana (1776) como francesa (1791) y pasarán a formar parte de los textos constitucionales liberales de los siglos XIX y XX. El liberalismo político es la teoría que postula la libertad de pensamiento, actuación y elección por parte de los individuos de una comunidad que tienen igualdad de derechos, deberes y oportunidades, y cuya conducta está limitada por leyes que tienden a ejercer la menor coacción para que la libertad individual pueda desarrollarse dentro del respeto al bien común. Sus características principales son: 1) Soberanía nacional[[#sdfootnote7sym|7]], ejercida por el pueblo a través de sus representantes en el Parlamento, encargado de hacer las leyes y controlar la gestión del gobierno. El rey sólo tiene un poder delegado del pueblo (recordemos la distinción que hacía Rousseau entre posesión y propiedad del poder), y ha de gobernar en beneficio de éste. Los ciudadanos se agrupan en partidos que presentan programas y realizan su propaganda para acceder, mediante elecciones, a los parlamentos. 2) Igualdad ante la ley, en un principio incompleta, sólo era ante el impuesto y los tribunales, pero no en las elecciones a causa del sufragio censitario. 3) Equilibrio y separación incompleta de poderes: ejecutivo -el rey gobierna junto con sus ministros, estando su gestión sometida a la publicidad merced a la libertad de imprenta-, legislativo -parlamento unicameral o bicameral-, que a prueba las leyes y controla la gestión del ejecutivo y judicial -tribunales-, encargado de aplicar las leyes con independencia de los otros poderes. 4) Monarquía limitada por una Constitución. También hay liberales republicanos, que en algunos países irán aumentando. 5) Libertad individual: de conciencia, pensamiento, culto, expresión hablada y escrita, reunión y asociación. 6) Aconfesionalidad del Estado, que rechaza la primacía de la Iglesia, estableciendo el matrimonio civil, la enseñanza neutra o laica y la secularización de los bienes del clero (desamortizaciones), cayendo con facilidad en un anticlericalismo visceral como réplica a la postura beligerante de la Iglesia frente al liberalismo. 7) Descentralización en favor de los municipios. 8) Espíritu de tolerancia, sobre todo hacia las nuevas doctrinas científicas. Pero la burguesía instalada en el poder se muestra intolerante con el movimiento obrero.
El liberalismo económico tiene como características: 1) Defensa de la propiedad privada sin límites, como posibilidad de que el hombre logre su felicidad a través de la libre y leal competencia; para ello se establecen unas leyes muy duras frente a los delitos contra la propiedad. 2) Libertad plena de actividades económicas -industria, comercio y contratación laboral-, sin ninguna planificación o dirigismo del Estado, según el lema laissez faire, laissez passer, “dejad hacer, dejad pasar”, siendo reguladas únicamente por la libre competencia basada en la ley de la oferta y la demanda; incluso se prohíbe el asociacionismo obrero bajo pretexto de una supuesta defensa de la libertad.
Parte de estos principios, tanto políticos como económicos, serán adulterados por la burguesía en el poder, que los orientará en beneficio propio. Pronto se llegará al capitalismo monopolista, que rompe el principio de la libre competencia.
Se dará el Estado guardián, que únicamente cuida de mantener las libertades individuales citadas, descuidando la justicia social. El obrerismo, con sus reivindicaciones sociales y políticas, será el factor principal para que se inicie, en la segunda mitad del siglo XIX, una revisión de los postulados liberales.
A partir de la crisis del 29, el liberalismo sufre una reforma propugnada por Keynes, que básicamente consiste en que el Estado tiene que intervenir más en la vida económica: fijación del salario mínimo, realización de obras públicas y creación de empresas públicas para crear empleo, etc.
En la actualidad, algunos liberales vuelven, de la mano de Hayek, a postular una mínima intervención del Estado en la vida económica.
El liberalismo político ha contagiado a las demás ideologías, incluido el socialismo. En realidad, ambas teorías se han influido mutuamente. Los socialistas se han convertido en socialdemócratas, han aceptado la democracia política, y los liberales de hoy no tienen más remedio, con el sufragio universal, que tener preocupaciones sociales.

Orígenes del Movimiento Obrero

Las condiciones de vida de las primeras fábricas eran infrahumanas: horarios de más de 10 horas, sueldos de miseria, insalubridad de las fábricas, sin seguridad social ni vacaciones, trabajo infantil, viviendas de los obreros pésimas... Este hecho, unido a que en las grandes ciudades hay muchos obreros juntos, posibilita la aparición del Movimiento Obrero.
Las primeras protestas son de carácter individual y consisten en destruir las máquinas, a las que se les acusa de reducir los puestos de trabajo. Esto se conoce con el nombre de luddismo, en honor al obrero inglés Ludd.
Cuando el asociacionismo obrero está prohibido, las asociaciones obreras se esconden en sociedades de socorro mutuo, en las que los obreros con trabajo aportan una cuota y ayudan a los más necesitados.
Con el tiempo se crearán sindicatos y partidos obreros. Los primeros defienden los intereses de los obreros ante los patronos. Los segundos, ante el parlamento. Pero para estar en el parlamento había que conseguir el sufragio universal.

Principales ideologías del movimiento obrero

El socialismo

El socialismo utópico

Surge primero en Francia. Sus creadores exponen problemas sociales, por lo que son llamados socialistas. Como proponen soluciones que Marx consideró ideales, irrealizables, éste le dio el nombre de socialismo utópico.
Sus principales representantes son: Owen, el conde de Saint Simon, Fourier, Louis Blanc y Blanqui. Critican el capitalismo y proponen la evolución de la sociedad, no la revolución. Alguno de ellos es empresario y pretende convencer a los demás empresarios que paguen más y traten mejor a los obreros. Presentan proyectos concretos de reforma: falansterios de Fourier, Talleres Nacionales de Blanc.

El socialismo científico o marxismo y el anarquismo

CUADRO ESQUEMÁTICO SOBRE LAS DIFERENCIAS ENTRE MARXISMO Y ANARQUISMO


MARXISMO
||
ANARQUISMO
||
||
Teoría
||
Muy elaborada
Marx- Engels
||
Menos elaborada
Dispersa
||
||
Concepción de la Hª
||
Lucha de clases
Materialismo histórico
||
Hombres concretos
||
||
Estado
||
Estado proletario fuerte en la etapa socialista.
En el comunismo, no
||
Hay que eliminarlo
Comunas
||
||
Revolución(protagonistas)
Inicios
||
Obreros industriales
Toma de conciencia
Organización (P.Comunista)
||
Campesinos
Acciones individuales
||
||
Dictadura del proletariado
||

||
No
||
||
Política
||
Sí. Partido fuerte y sindicato
||
No. Sindicato
Asamblearios
||
||
I Internacional
||
Autoridad del Consejo General.
Centralismo
||
Autonomía de las secciones nacionales, sin poder coactivo.
Internacional=Federación de federaciones
||

Teoría.- Marx fue un gran estudioso del capitalismo para ver cómo mejor acabar con él[[#sdfootnote8sym|8]]. Su obra principal, en varios tomos, tiene precisamente este nombre: "El Capital". La figura de su amigo Engels está íntimamente unida a su vida y su obra.[[#sdfootnote9sym|9]] Decimos que su obra está muy elaborada porque tiene mucha complejidad y es muy extensa, escribió más libros y artículos además de "El Capital".
La obra de los anarquistas, por el contrario, está menos elaborada y es más dispersa, lo que quiere decir que hay varios anarquistas que escriben obras, habiendo algunas diferencias entre ellos.
Concepción de la Historia.- Marx cree que el motor fundamental de la Historia es la lucha de clases: esclavos/amos, siervos/señores, proletarios/patronos. La Historia es una historia de las masas, en la que los hombres concretos juegan un papel no muy importante. Para los anarquistas, por el contrario, la Historia es la obra de hombres concretos.


SUPERESTRUCTURA↓

SOCIEDAD

INFRAESTRUCTURA

De una forma muy simple, podemos decir que la infraestructura es la producción material de los hombres, la economía, y la superestructura la producción mental: el derecho, la filosofía, la religión, el arte, la literatura…
El materialismo histórico defiende la idea de que la infraestructura, o sea, la economía, determina en última instancia[[#sdfootnote10sym|10]]a la sociedad y a la superestructura. Es decir, según sea la economía tendremos una determinada sociedad y una determinada superestructura. El propio Marx pone este ejemplo para explicar su teoría: Durante el Paleolítico, la base de la economía era la recolección de frutos silvestres y la caza. Se trataba, por tanto, de una economía depredadora, sin excedentes. La sociedad que corresponde a una economía de este tipo -y esto está corroborado por las sociedades primitivas actuales- es igualitaria, sin clases[[#sdfootnote11sym|11]], de tipo tribal. El tipo de superestructura que corresponde a una economía y una sociedad tan elementales es también muy simple: los dioses son las fuerzas de la naturaleza (el rayo, el Sol, la lluvia…) porque el hombre teme a la naturaleza, a la que no domina nada, el arte tiene un sentido eminentemente práctico, para poder cazar o reproducirse (las venus), no existe el derecho ni la escritura…[[#sdfootnote12sym|12]] En el Neolítico, con la aparición de la agricultura y la ganadería, hay excedentes, sobre todo cuando se utilice el regadío, cosa que ocurrió por primera vez en el Próximo Oriente. Este hecho va a revolucionar toda la vida de los hombres. Apareció la sociedad de clases por el hecho de que unos tienen mucho y otros nada o casi nada. Unos -reyes y sacerdotes, fundamentalmente- se apropian por diversos medios de los excedentes de otros. En la religión se adora también a las fuerzas de la naturaleza indispensables para la agricultura, como el Sol, aparecen dioses protectores de la agricultura y la ganadería… Aparece el derecho para defender la propiedad, se complica la vida intelectual… En el arte aparece la cerámica para guardar los excedentes….
Cuando murió Marx, acusaron a su teoría de determinismo económico por darle tantísima importancia a economía, por lo que Engels acuñó el término de acción recíproca: la superestructura también puede contribuir a que cambie la sociedad y la economía, aunque la influencia de la economía sobre la sociedad y la superestructura es superior.
Concepción del Estado.- Durante la etapa socialista, en la que el proletariado implantará una dictadura[[#sdfootnote13sym|13]], el Estado será fuerte, para desaparecer en la etapa comunista.
Revolución.- Será protagonizada por los obreros, que irán tomando conciencia de su situación y se irán organizando en un Partido Comunista fuertemente jerarquizado, con gran autoridad de los líderes. Una revolución es un cambio profundo, no reformas parciales de lo existente. Se trata de eliminar el capitalismo -no de reformarlo- y sustituido por el socialismo.
Dictadura del proletariado.- El proletariado, dueño del poder cuando triunfa la revolución, establece una dictadura para llevar a cabo los cambios, fundamentalmente la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción: fábricas, comercios, tierras… Los anarquistas, por el contrario, no son partidarios de ninguna dictadura.
Política.- Es muy necesaria la lucha política a través de un fuerte partido comunista que represente los intereses de los trabajadores en el Parlamento. Para conseguir mejoras en la situación laboral existirá un sindicato (uno solo que represente a todos los trabajadores, aunque con distintas ramas). La unidad de los trabajadores es fundamental para mejor conseguir los fines que se proponen.
Las Internacionales La AIT (Asociación Internacional de Trabajadores) o Primera Internacional fue fundada en Londres en 1864. A su fundación asistieron organizaciones dispares: marxistas, anarquistas, demócratas, sindicalistas..., con el objetivo común de fortalecer el movimiento obrero a través de una organización internacional. Jugó un papel muy destacado Marx, quien dio una impronta marxista a la AIT. Sus principios se resumen en la emancipación de la clase obrera por ella misma y la conquista del poder político.
En su corta vida, la AIT comenzó en 1869 con el enfrentamiento abierto entre marxistas y bakuninistas (anarquistas). Éstos se opusieron a la acción política y a la existencia de cualquier autoridad, incluso en el seno de la AIT, propugnando la eliminación del Estado y no su conquista.
Finalmente, los anarquistas fueron expulsados, fundando una efímera Internacional anarquista. La quiebra de la unidad del movimiento obrero fue un hecho. La AIT fue disuelta en el congreso de Filadelfia de 1876.
Otras internacionales: la II, socialdemócrata, creada en 1900 y desaparecida después de la I Guerra Mundial, la III, de carácter comunista, fundada por Lenin en 1919 y disuelta por Stalin en 1943, y la IV, de carácter trostkista, fundada en 1938 y disuelta en 1953.

La socialdemocracia o socialismo revisionista

Su ideólogo fundamental fue Bernstein, alemán que vive entre mediados del XIX y primer tercio del XX. Su teoría es una revisión del marxismo. Y lo revisa porque Bernstein conoce una realidad distinta a la de Marx:
- II Revolución Industrial (1870-1945) con una mejor situación económica del proletariado
- Sindicatos, que logran que se dicten y se cumplan leyes laborales.
- Progreso técnico enorme:
- artículos más barato, que pueden consumir los obreros
- aparecen muchos oficios, lo que hace aumentar las clases medias
- Sufragio universal en algunos países, con lo que existe la posibilidad de que un partido obrera suba al poder.
Todo esto hace que los obreros que vivían en tiempos de Bernstein estuvieran menos radicalizados que los de la primera revolución industrial, por lo que Bernstein revisa los postulados de Marx:
- Rechaza la idea de la revolución social ("La democracia es un medio y un fin") y la dictadura del proletariado
- Debe de haber la socialización imprescindible. Cuando los particulares lo hacen mejor que el Estado no hay que socializar
- Gran importancia de los impuestos para favorecer a los más desprotegidos. Se trata de impuestos progresivos. Ésta es una característica muy típica de los socialdemócratas.
En la actualidad, todos los partidos socialistas europeos son socialdemócratas, aunque se sigan llamando socialistas. En el PSOE convivieron siempre tres tendencias: una izquierda, cercana al Partido Comunista, un centro y una derecha socialdemócrata.

Anarquismo

El anarquismo tuvo un pensamiento más disperso y menos elaborado que el marxismo. Las diferentes manifestaciones del mismo tienen en común la crítica a la sociedad capitalista y la propuesta de una futura sociedad sin autoridad y con propiedad colectiva.[[#sdfootnote14sym|14]] El rechazo de toda autoridad es la pieza clave del anarquismo, que les llevará a oponerse a la acción política organizada a través de partidos políticos y a la defensa del individualismo y de la acción directa. Son las instituciones y el Estado los que privan al individuo de la libertad y la felicidad.
Dentro del anarquismo convivieron posiciones muy diversas, desde pacifistas a activistas revolucionarios. Uno de los pensadores más importantes es Bakunin, quien propone la liquidación de las bases de la sociedad capitalista: el Estado, el Ejército y la Iglesia. Rechaza la idea del partido político obrero cuyo objetivo es la conquista del Estado, por cuanto éste debe ser destruido, oponiéndose en esto directamente a los postulados del marxismo.
El otro gran pensador anarquista, Proudhon, parte de las ideas de igualdad y solidaridad y defiende la vía pacifista para conseguir el triunfo del anarquismo.
Marxismo y anarquismo convivieron como enemigos en las organizaciones obreras hasta que se enfrentaron abiertamente, tanto en los medios de actuación como en los fines, dividiendo profundamente el movimiento obrero inicial.
En España tuvo mucha influencia en Cataluña y Andalucía. Estaba organizado en el sindicato C.N.T. (Confederación Nacional del Trabajo).
El introductor de esta teoría en España fue Fanelli, que estuvo en España en 1868-69, organizando en Barcelona a los primeros anarquistas españoles.

Totalitarismo, autoritarismo y fascismo (tomado de Hernández Sandoica, Elena: Los fascismos europeos. Ed. Istmo. Madrid, 1992)
La palabra totalitarismo incluye a la dictadura nazi y al estalinismo (al menos hasta 1956). Características:

1) Control absoluto del individuo por el Estado, sin límite legal ni moral en el ejercicio del poder.
2) Instrumentalización de los conocimientos científicos y tecnológicos para llevar dicho control hasta su extremo.
3) Existencia de un partido único, encargado de difundir la ideología totalitaria hasta el último rincón de la sociedad. Se trata de un partido muy jerarquizado y fundido con el gobierno, incluso situado por encima de él: es el partido el que toma las decisiones, y no el gobierno.
4) Sistema terrorista de control policiaco.
5) Arbitrariedad con que la policía política dirige su represión contra los enemigos del régimen y otros sectores de la población (judíos, gitanos, heterodoxos).
6) Fuerte componente milenarista[[#sdfootnote15sym|15]], que aspira a la renovación absoluta de la sociedad y a crear un "Hombre nuevo". Para ello, tiene una gran importancia la educación y la propaganda.
7) Control centralizado de la economía, dirigida rígidamente por el Estado.
El autoritarismo supone un grado de control político y policíaco menor. Ej: Portugal, Chile, la España de Franco.
Respecto al fascismo, algunos lo aplican sólo a Italia y otros engloban con este término al fascismo italiano y al nazismo alemán.

Fascismo

El fascismo es un movimiento ultranacionalista, antiliberal, antidemocrático y antimarxista que se desarrolla, sobre todo en Europa, en el período de entreguerras (1918-39). Sólo triunfó plenamente en Italia y Alemania, pero inspiró a otras dictaduras: Primo de Rivera en España, Salazar en Portugal...
Hay que hacer una observación a propósito del antiliberalismo fascista. Antes de nada, hay que recordar que el liberalismo es la doctrina económico-social que sustenta al capitalismo. Por tanto, ser antiliberal es lo mismo que ser anticapitalista. Si bien hay algunos fascistas que son anticapitalistas (también antisocialistas), el gran capitalismo terminará apoyando al fascismo por miedo al socialismo triunfante de la URSS, por lo que a partir del momento en que el fascismo recibe estos apoyos irá perdiendo fuerza su discurso anticapitalista.
No es posible entender el fascismo sin dos circunstancias: crisis del liberalismo y triunfo del socialismo. El mito fascista intenta ofrecer una solución distinta. La novedad que presentaba radicaba en que quería sacar a flote al capitalismo basándose en una estructura social totalitaria. Al servicio de esta forma de organización va a utilizar una serie de principios ideológicos como el racismo, la violencia, el culto al jefe...
El fascismo se va a apoyar en una base social que son los grupos sociales más afectados por la crisis de la postguerra[[#sdfootnote16sym|16]], pequeña burguesía y obreros, incluidos antiguos combatientes que se afilian a organizaciones paramilitares porque siguen manteniendo las ideas de heroísmo, patria y orden. El procedimiento que utiliza el fascismo es la violación de los derechos humanos.
La función social del fascismo fue eliminar cualquier peligro proveniente de las clases dominadas y ejercer el poder por medio de una alianza entre sectores dominantes para garantizar la subsistencia del capitalismo.
Los fascistas utilizan un lenguaje engañoso. Dicen que no son capitalistas ni comunistas, pero lo cierto es que objetivamente son los salvadores del capitalismo.
Europa quedará dividida entre fascistas y antifascistas. Serán las dos fuerzas que se enfrenten en la II Guerra Mundial.

Características

Antecedentes ideológicos
El fascismo no tiene antecedentes ideológicos específicos porque no hay autores anteriores totalmente fascistas. Por eso se dice que es irracional.
Para Schopenhauer y Nietzsche, el hombre está en una lucha continua y sin sentido. Nietzsche habla también del superhombre.
Sorel escribe un libro con un título muy significativo: Reflexiones sobre la violencia.
Spengler, en La decadencia de Occidente, habla de forma pesimista y catastrofista. Para los fascistas, hay que acabar con esa decadencia.
Ratzel, geógrafo alemán, era determinista: el medio geográfico determina la vida de los hombres. Y el medio geográfico alemán es idóneo para que en él se asienten hombres superiores. Pero no hay suficiente espacio, por lo que elabora la teoría del espacio vital.

Doctrina política 1.- Supremacía absoluta del Estado sobre todo lo demás. El esfuerzo de todos debe ir dirigido a engrandecer el Estado. El Estado debe contribuir al engrandecimiento del Imperio, en el caso de Italia, o a conducir a la raza superior a una posición predominante, en el caso alemán.
2.- Régimen dictatorial. El poder ejecutivo prevalece sobre los otros dos. Se critica al liberalismo, al que se culpa de todos los males de la sociedad.
3.- Liderazgo. El líder (Führer, Duce, Generalísimo) actúa de forma personal, sin control por parte de la sociedad. Los parlamentos se mantienen en algunos casos, pero domesticados.
4.- Nacionalismo reaccionario. El nacionalismo exacerbado lleva a una política expansionista. Se rescatan viejas reivindicaciones territoriales, o se buscan otras nuevas. (Recuérdese la teoría del espacio vital de Ratzel.

Doctrina económica
1.- Anticapitalismo inicial, pero la práctica de gobierno y la necesidad de atraerse a la clase dominante y de tranquilizar a la pequeña burguesía provocan un giro hacia la defensa de la propiedad privada. Los que, dentro del fascismo, siguen siendo puristas (anticapitalistas) son eliminados (matanza de la SA en Alemania). No obstante, se preconiza un cierto intervencionismo en la economía, lo que le permite presentarse ante el proletariado como un movimiento anticapitalista y defensor de los intereses de los trabajadores.
2.- Autarquía, para favorecer a la industria nacional. El ahorro de lo que no se importa se dedica a la industria bélica.
3.- Expansionismo imperialista, para lograr nuevos mercados, materias primas y fuentes de energía para que no se paralice la industria.
4.- Obsesión por las grandes obras públicas, que disminuyen el desempleo y sirven de propaganda al régimen.
Doctrina social
1.- La élite debe regir a la masa y le transmitirá su ideología.
2.- Víctimas expiatorias. Extranjeros, masones, gitanos, homosexuales, comunistas y judíos son los causantes de todos los males. Los fascismos -sobre todo, el nazismo- consideran que la mezcla de sangre era la causa de la desaparición de las viejas culturas (los bárbaros, por ejemplo, serían los causantes de la desaparición del Imperio Romano).
3.- Apoyo de la burguesía. Al principio sólo apoyaba al fascismo la pequeña burguesía, temerosa de los avances del proletariado, pero después necesitó del apoyo de la gran burguesía para acceder al poder y ésta se lo concedió ante el giro a la izquierda que daba la sociedad europea. Con el tiempo, otros grupos sociales se van incorporando al fascismo: militares, funcionarios, Iglesia y grupos del proletariado.
4.- Institucionalización del papel social de la mujer. Sus funciones son tener niños -futuros soldados y obreros de la patria-, cocinar e ir a la iglesia. Son ciudadanos de segunda clase porque según el fascismo son incapaces de utilizar las armas.
5.- Encuadramiento de la juventud en organizaciones de apoyo al régimen. La educación, concebida como adoctrinamiento, tiene una importancia fundamental.

Métodos de gobierno fascistas
1.- El partido único, jerarquizado y bajo el mando supremo del líder. El partido cuenta con fuerzas paramilitares: SA (tropas de asalto) alemanas, fascios de combatientes italianos.
2.- La propaganda, que hace hincapié en la violencia.
3.- Las movilizaciones y el control de las masas para apoyar y exaltar al régimen fascista.
4.- Utilización de la violencia para aniquilar a la oposición.
5.- La burocracia, dócil y adicta al régimen, fue la encargada de ejecutar las decisiones del jefe.
Próxima al fascismo estuvo la Falange Española, fundada por José Antonio Primo de Rivera, hijo del famoso dictador.



[[#sdfootnote1anc|1]]Es cierto que en la Atenas de Pericles (siglo V a.d.C.) hubo una democracia muy avanzada para la época y que los ciudadanos (una ínfima parte de la población) discutían en la asamblea sobre los más variados temas, pero casi todos estaban de acuerdo en temas fundamentales como la esclavitud, la necesidad de mantener la grandeza de Atenas, el hecho de que las mujeres no votasen, la religión (aunque había algunos ateos)... Las disputas ideológicas de la Edad Contemporánea serán mucho más fuertes y llegarán, en el caso de España, a producir guerras civiles (guerras carlistas, guerra civil de 1936-39).
[[#sdfootnote2anc|2]]Así ha ocurrido, con fenómenos nuevos (no para vosotros, pero sí para vuestros padres y abuelos) como la generalización de la informática, las drogas, la automatización enorme del proceso de fabricación, la generalización del automóvil, etc., etc.
[[#sdfootnote3anc|3]] Comienza en Inglaterra a mediados del XVIII y se extiende por el resto de Europa durante el XIX.
[[#sdfootnote4anc|4]] No hay ningún teórico famoso del Movimiento Obrero que fuese campesino o empleado de fábrica. Ello es lógico, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de ellos eran o analfabetos o con casi ninguna cultura, por lo que difícilmente podían elaborar una teoría compleja.
[[#sdfootnote5anc|5]] A comienzos del Movimiento Obrero éste era ilegal, estando prohibidos los sindicatos y partidos obreros. Era una contradicción del liberalismo, que propugnaba la libertad de ideas y la libre circulación de éstas. Pero no olvidemos que el liberalismo favorece a la burguesía, por lo que ésta no duda en prohibir los partidos obreros aunque ello vaya en contra de la propia ideología por ella elaborada. De todas formas, llegó un momento en que hubo que admitir, por presiones del Movimiento Obrero, la libertad de los partidos y sindicatos obreros, el sufragio universal y el derecho a expresar por escrito estas ideas.
[[#sdfootnote6anc|6]] Esta radicalización de las posturas políticas es típica del siglo XIX y comienzos del XX. En la actualidad, en los países avanzados, los grandes partidos políticos, sean de derecha o de izquierda, difieren entre sí mucho menos que en el pasado. Los partidos socialistas, por ejemplo, aunque se sigan llamando socialistas, no ponen en cuestión seriamente el capitalismo. Y esto es así porque en los países avanzados los obreros están en una situación económica infinitamente mejor que a comienzos de siglo.
[[#sdfootnote7anc|7]] En principio, la nación no es todo el pueblo, sino sólo una parte, ya que existe sufragio censitario o restringido.
[[#sdfootnote8anc|8]] Que nos sirva esto de ejemplo para nuestra vida privada. No podemos atacar una teoría que desconocemos. Marx conocía profundamente todo lo relacionado con el capitalismo, desde su historia a sus mecanismos de funcionamiento.
[[#sdfootnote9anc|9]] Engels era empresario y ayudó económica e intelectualmente a Marx.
[[#sdfootnote10anc|10]] Ello quiere decir que no se niega la influencia de otros elementos como la política, la religión, el derecho…
[[#sdfootnote11anc|11]] Es el comunismo primitivo del que hablaron Marx y Engels.
[[#sdfootnote12anc|12]] La escritura nació en los templos de Mesopotamia con un fin práctico, para registrar el nombre de los campesinos que habían pagado los tributos. Ése es también el origen de la aritmética y la geometría.
[[#sdfootnote13anc|13]]Es la famosa dictadura del proletariado, que los marxista-leninistas justifican diciendo que la burguesía, que es una minoría social, ejerce una dictadura sobre la mayoría de la población. Como el proletariado es la mayoría de la población, se trata de la dictadura de la mayoría sobre la minoría. No hay más remedio que establecer esta dictadura porque la burguesía no va a asistir impasible a su desaparición como clase social. Quien desarrolló esta teoría fue Lenin, que adaptó el marxismo a Rusia.
[[#sdfootnote14anc|14]] Ni marxistas ni anarquistas quieren la propiedad privada, pero mientras los primeros son partidarios de la socialización de los medios de producción (toda la propiedad pasará a ser del Estado), los segundos hablan de la propiedad colectiva. Por ejemplo: las tierras de una comuna son propiedad de toda la comuna, pero no de un Estado que no existe, puesto que los anarquistas odian al Estado.
[[#sdfootnote15anc|15]] El término “milenarismo” hace referencia al año 1000, en el que los hombres creían que el mundo iba a acabarse e iban a hacerse reales las situaciones descritas en el Apocalipsis de San Juan, que hablan de los signos que anunciarán dicho fin. Los milenaristas son partidarios de la destrucción, incluso violenta, de todo lo que aborrecen.
[[#sdfootnote16anc|16]] Se refiere a la situación posterior a la I Guerra Mundial (1914-18).