INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA


¿Qué es la Historia? ¿Para qué sirve? ¿De qué debe ocuparse? ¿De los hombres
individuales? ¿De las masas? ¿Cómo se investiga?
1.- Historia tradicional y nueva historia
La historia tradicional se ocupaba casi exclusivamente del relato de hechos,
sobre todo políticos, militares, diplomáticos y religiosos y muy poco de los económico-
sociales.
Este tipo de historia tiene su contestación desde comienzos del XX: marxismo e
historiadores franceses. Las aportaciones de otras ciencias sociales como la sociología,
la demografía, la estadística y la economía hicieron que naciese una nueva historia, que
recibe las aportaciones de estas ciencias.
La nueva historia trata de explicar el pasado de una forma total, por lo que se
la llamó así, historia total, historia integradora. Esta nueva historia postula que para
explicar un suceso histórico hay que echar mano de muchos fenómenos y no de uno
solo: fenómenos económicos, sociales, ideológicos, políticos...
2.- Objeto de la Historia: función y utilidad
El objetivo de la historia tradicional eran los hechos irrepetibles. Se ocupaba de
los grandes personajes que, según ella, protagonizaban la Historia.
Pero el historiador no sólo tiene que verificar los hechos, tiene que
interpretarlos.
Dice Pierre Vilar que la Historia es "el único instrumento que puede abrir las
puertas a un conocimiento del mundo de una manera si no "científica", por lo menos
razonada. No hay cosa que más me mortifique que adivinar, en un auditorio joven, la
expectativa siguiente: he ahí el profesor de Historia; nos va a enseñar que Francisco I
ganó la batalla de Marignano en 1515 y perdió la de Pavía en 1525".
La historia es mucho más. Su objetivo es que el hombre conozca su pasado
para que pueda comprender el presente y actuar sobre él.
El objeto del historiador de hoy ya no es el hombre aislado sino el hombre en
sociedad. Hoy se estudian las sociedades, no los hombres aislados. Para ello, la
Historia necesita de otras ciencias sociales como la demografía (nº de hombres y
dinámica de la población), la sociología, la economía, etc.
La Historia sirve para adoptar una postura crítica ante la vida, contribuye a
hacernos conscientes del mundo en que vivimos. Evita el fomento del chauvinismo y
del racismo. Es fundamental porque se requiere tener conocimiento del pasado para
entender el presente y poder construir un futuro mejor para todos. Dice un historiador
llamado Josep Fontana: “La Historia debe ser arma para los combates de hoy y
herramienta para la construcción del futuro".
3.- Cómo se investiga en Historia: el problema del investigador
En la historia tradicional o episódica el método consistía en: búsqueda,
clasificación y crítica de los textos (crítica de si eran o no auténticos).
En la nueva historia el cambio en el objetivo (Hombre en sociedad) ha llevado
aparejado un cambio en el método de investigación.
Se usan los documentos escritos, claro, pero también otros.
Hoy se utiliza un método científico:

Descargar en PDF:

Volver a Historia de España de 2º de Bachillerato