EL COMENTARIO DE TEXTOS HISTÓRICO



He aquí las pautas para la elaboración de un comentario de texto histórico.

El comentario de textos históricos tiene el objetivo de desarrollar la capacidad de análisis de hechos históricos a partir de fuentes escritas. Ese comentario, y según siempre lo exigido para el examen de selectividad, es dirigido, es decir, va acompañado de una serie de preguntas relacionadas con el texto o cuestiones colaterales. Para contestar correctamente a las relacionadas con el texto, éstas son las pautas:
  • Lectura y comprensión.
  • Clasificación.
  • Análisis.
  • Comentario.

a) Lectura y comprensión del texto


En primer lugar es imprescindible la lectura atenta del texto para comprender la idea que nos transmite el autor. Para ello se requiere:
Una lectura activa, es decir, subrayar las ideas importantes y los conceptos claveal tiempo que se lee. Además, para entender completamente un texto hay que conocer el significado exacto de sus palabras.

b) Clasificación del texto


La clasificación del texto es el punto inicial del análisis y comentario de textos históricos (de hecho, siempre la primera pregunta en el examen de selectividad es Localice y sitúe el texto, su naturaleza y comente las ideas principales del mismo). Para clasificar correctamente un texto hay que desarrollar estas cuestiones:
Localizar y situar el texto. Consiste en fijar las circunstancias espaciotemporales del mismo, es decir, cuándo y dónde fue escrito. En este sentido es imprescindible señalar:
La fecha precisa o la más aproximada posible en la que el texto fue elaborado: en los textos que incluyen fecha esta tarea es fácil. Para los que no la incluyan, ésta ha de deducirse del contenido mismo del texto.
En el caso de los textos historiográficos y en el de algunas obras literarias (el de la novela histórica, por ejemplo), hay que señalar, no una, sino dos fechas: aquélla en la que escribe el historiador o autor, y aquélla sobre la que escribe.
Naturaleza del texto. Consiste en señalar la naturaleza temática del texto. Un texto puede clasificarse:

Por su ORIGEN
-Fuente PRIMARIA o DIRECTA, es decir, un documento de la época.
-Fuente SECUNDARIA o INDIRECTA o texto historiográfico, es decir, un estudio histórico sobre hechos pasados o una obra literaria, periodística,....

Por su CONTENIDO
-Texto HISTÓRICO-JURÍDICO cuando tiene carácter legal y establece normas. Son textos jurídicos las leyes, decretos, Constituciones, tratados y acuerdos internacionales…
-Texto HISTÓRICO-LITERARIO cuando posee un notorio carácter subjetivo, emanado de la tarea personal de un individuo, en la que se proyecta o refleja el proceso histórico.
Son las memorias, autobiografías y recuerdos históricos, cartas, notas personales, artículos de prensa. También pueden incluirse las obras literarias y de pensamiento (novela o el ensayo históricos).
-Texto HISTÓRICO-POLÍTICO o HISTÓRICOCIRCUNSTANCIAL, cuando tiene un carácter predominantemente objetivo, porque está relacionado o emana de un hecho, circunstancia o proceso histórico determinado en función del cual se encuentra su autor. Son los discursos, proclamas, declaraciones, resoluciones o acuerdos desprovistos de carácter legal, escritos o informes de tipo económico o social.
-Texto ECONÓMICO, DEMOGRÁFICO (censos, padrones, encuestas).
-Texto SOCIAL, CULTURAL, RELIGIOSO, etc.
-Texto HISTORIOGRÁFICO, cuando se trata de la obra de un historiador o autor posterior a los hechos. Entran en este
grupo las obras de historia, en sentido amplio.

*Algunos textos pueden ser clasificados en más de uno de estos apartados.
Identificación del autor del texto. En este sentido, es preciso indicar: Cuando el texto tiene un autor individual, se darán breves datos biográficos y se especificará su relación con el texto.
Cuando el texto tenga un autor colectivo, es preciso indicarlo así, señalando los diversos nombres, pero destacando el o los que puedan ser más directamente responsables del texto.
En el caso de un texto teórica y aparentemente impersonal es preciso identificar al autor que lo inspiró.
En los casos en que un texto tiene una firma, pero que corresponde a la elaboración o inspiración de otro autor, se debe señalar la persona o personas que son sus inspiradores.
En todos los casos, al señalar al autor/autores, es preciso considerar su posición y circunstancias personales para deducir el posible subjetivismo del texto.
Destino y finalidad del texto. En este apartado debe indicarse a quién se dirige el texto y su propósito o finalidad. Es necesario señalar:
En cuanto a quién va destinado (destinatario), hay que ver si es a una persona determinada, a un grupo concreto o a una colectividad; si su intención es que permanezca en secreto o si pretende llegar a conocimiento general.
En cuanto a su finalidad, se constatará si tiene un carácter público o privado; si es personal u oficial; si debe abarcar un ámbito nacional o internacional.

c) Análisis del texto


En esta parte, se debe indicar:
De quién o de qué se habla, es decir, el tema (resumido en una o dos líneas).
El contenido real del texto: el argumento. Se realiza exponiendo las ideas principales de forma jerarquizada.

d) Comentario del texto


En este apartado hay que relacionar el texto con la situación histórica:
Encuadrarlo en el momento político.
Circunstancias sociales y económicas del momento.
Los conocimientos que el alumno posee explicarán los datos concretos del documento.
Los datos aportados por el texto profundizarán los conocimientos del alumno.
*Hay que evitar realizar un comentario despegado del texto, y hay que hacer referencias textuales al mismo cuando sea conveniente. Es importante ceñirse al tema del documento y establecer unos límites cronológicos al comentario, suficientes para enmarcar las causas, desarrollo y consecuencias del asunto tratado.



Descarga en pdf


Descargar en PDF

Volver a Historia de España de 2º de Bachillerato